Añade aquí tu texto de cabecera

¿COMO CALCULAR LA RENTABILIDAD?

La rentabilidad financiera está relacionada con los beneficios que se obtienen mediante recursos en un periodo determinado. El concepto es también conocido como ROE por la expresión inglesa “return on equity”, los resultados que obtienen los inversionistas.

La rentabilidad financiera refleja el rendimiento de las inversiones. Para calcularla, hay que dividir los resultados obtenidos por los recursos o fondos propios empleados.

Resultado neto / Fondos propios a su estado neto

La rentabilidad financiera es el “resultado como beneficio” de los fondos propios utilizados en la financiación de la inversión.  Cuanto mayor sea el valor de la rentabilidad financiera, mejor será este resultado.

La Rentabilidad Financiera no tiene en cuenta la deuda invertida para generar los beneficios, la Rentabilidad Económica sí, ya que ésta en el cálculo, incluye todos los activos.

La Rentabilidad Económica mide la capacidad de los activos (bienes y derechos) para generar el beneficio bruto (beneficio sin descontar los intereses e impuestos a pagar sobre el propio beneficio).

El beneficio bruto o beneficio Antes de Intereses e Impuestos (BAII) es la diferencia entre los ingresos y los gastos.

la Rentabilidad Financiera es el rendimiento obtenido al realizar inversiones.

La rentabilidad financiera no tiene en cuenta la deuda asumida para generar beneficios, a diferencia de lo que ocurre con la rentabilidad económica que sí incluye los préstamos monetarios ya que incluye todos los activos.

La rentabilidad económica, también llamada ROI (Return on Investment) mide la capacidad que tienen los activos de una empresa para generar beneficios, sin tener en cuenta como han sido financiados.

Los beneficios de la rentabilidad económica de una empresa, incluyen los intereses e impuestos a pagar.

BAII: Beneficio antes de Intereses e Impuestos o Beneficio Bruto.  Es el beneficio incluyendo los gastos financieros, intereses e impuestos que se tienen que pagar por desarrollar una actividad económica.

Activo Total: Son todos los activos de la empresa, mientras generan una renta.

Invertir en vivienda para alquilar en 2020

La rentabilidad total de la vivienda en España, es un activo que ya empezó a poner de relieve cierto desgaste en el tercer y cuarto trimestre de 2019 y que se ha acelerado en 2020 con la extensión del coronavirus.

Según los datos del Banco de España, la rentabilidad de la vivienda se situó en el 6,9% en el primer trimestre de 2020, muy por debajo del 10,7% al que se situó en el mismo periodo del año anterior. 

A pesar de esta caída, la rentabilidad de la vivienda sigue siendo un activo por el cual podemos seguir obteniendo ganancias, especialmente a través del alquiler. 

Pero con todo esto, y teniendo en cuenta lo sucedido en la última crisis, hay que tener en cuenta que la vivienda es un activo en el que puedes encontrar problemas de liquidez en momentos complicados del mercado.

Qué rentabilidad se puede sacar a una vivienda

El Banco de España ofrece trimestralmente los cálculos sobre la rentabilidad anual total de una vivienda, es decir, sumando la rentabilidad del alquiler y la propia subida del precio de los inmuebles, es decir, la plusvalía que obtendríamos por venderla.

Esa cifra, la de la rentabilidad de la vivienda, obtuvo el año pasado una media del 7,5%. En lo que va de año aún es pronto para saber cómo van a evolucionar datos de la vivienda, aunque ya se tienen las cifras del primer trimestre, que se situaron en el 6,9%.

De esa cifra, un poco más de la mitad, un 3,7%, vendría por el alquiler y el resto es debido a lo que se ha revalorizado su precio.

 

Quiero recibir más información
in your inbox

Solicito recibir el newsletter e información actualizada en mi buzón de correo electrónico

Gracias por suscribirse

Algo ha salido mal